martes, 11 de marzo de 2008

100 AÑOS C.O.B.S.B.

COLOMBIA

Fecha de Emisión; 5 de Mayo de 1995


La fundación del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá aconteció durante la gestión del comisario de primera clase de la Policía de Francia, Juan Mana Marcelino Gilibert, quien fue contratado por el gobierno para organizar la Policía Nacional de Colombia. El 14 de mayo de 1895, se dictó el “Decreto que nombra varios Agentes de la Policía Nacional”, habiéndose dispuesto:

  • Artículo 1°. Del aumento decretado nómbrase por la Dirección de la Policía Nacional 25 Agentes de cuarta clase, destinados a la División Central.
  • Artículo 2°. Los Agentes nombrados formarán una sección especial que se denominará “Sección de Bomberos” y se ocupará en los estudios consiguientes a esa clase de servicios.
  • Artículo 3°. Estos agentes estarán comandados por un Comisario de tercera clase, a cuyo efecto créase este destino.
  • Artículo 4°. Para ocupar el empleo creado por el artículo anterior, nómbrase al señor Alejandro Lince.
Hubo antecedentes, según se desprende del acta publicada en el periódico El Heraldo, en su edición del 18 de diciembre de 1889, que dice: “El día 17 de diciembre de 1889 en la casa del señor Rafael Espinosa G. y previa convocatoria, entre otros, se reunieron y convinieron unánimemente”
  1. Organizar una Compañía de Bomberos, destinada a prestar sus servicios en dondequiera que haya un incendio en la ciudad de Bogotá;
  2. Esta Compañía se denominará “Bomberos de Bogotá”;
  3. Para su mejor organización, esta Compañía se dividirá en seis secciones, cada una de las cuales cuidará especialmente del ramo que se le encargue;
  4. Los Bomberos de Bogotá tendrán los siguiente empleados: un Comandante, un Jefe de Compañía; un Ayudante, Secretario; Seis Capitanes, Jefes de Sección; un Capellán;
  5. Cada Jefe de Sección, nombrará para la misma, un Sargento y dos Cabos;
  6. Para formar el Fondo necesario al objeto que los Bomberos de Bogotá se proponen, se nombrará una misión que recoja en el comercio una suscripción voluntaria y solicite el debido apoyo de los gobiernos Nacional, Departamental y Municipal.
En el mes de octubre de 1891, tuvo injerencia por primera vez en la institución de bomberos el comisario Marcelino Gilibert, quien en su calidad de primer director de la Policía Nacional, seleccionó unos pocos hombres de cada división y comisaría de vigilancia, para proteger la ciudad contra los peligros del fuego. El servicio de bomberos se continuó prestando en la forma como lo había organizado Gilibert hasta el 14 de mayo de 1895, fecha en la cual se dictó el decreto de creación del hoy centenario Cuerpo de Bomberos.

El 19 de julio 1950, como uno de los actos centrales de las fiestas patrias, fueron dadas al servicio por el municipio de Bogotá, dos modernas estaciones en las zonas central y sur, y un año más tarde, la del norte, con una inversión aproximada de un millón de pesos. Posteriormente se construyeron doce estaciones, llegando por lo tanto a quince, ubicadas en sitios estratégicos de la ciudad.

Hoy, los miembros del Cuerpo de Bomberos ascienden a trescientos cincuenta y dos, entre personal de línea de fuego, de prevención y administrativo, al mando de un Oficial de la Policía Nacional, en comisión.

En las crónicas de la antigua Santa Fe de Bogotá, se narran pasajes pintorescos sobre el Cuerpo de Bomberos, como el de que, con chicha se apagaban los incendios por falta de agua, como ocurrió en 1752 en la casa del cronista Vargas Jurado, gracias a la solidaridad y al altruismo de las chicherías vecinas que, para apagar el incendio, “se gastaron cien o más botijas de chicha”. Lo mismo sucedió en el incendio del claustro Santo Domingo.

No hay comentarios: